Propiedades y beneficios del jengibre

¿Qué el jengibre?

El jengibre es una planta zingiberácea de hojas comestibles y con un tallo subterráneo o rizoma, muy apreciado por su aroma y sabor picante. Originario de Asia, crece en las zonas tropicales de todo el mundo, aunque el más apreciado es el de la India. Los principales productores en la actualidad son India, China y Australia.

jengibre

Beneficios del jengibre

Desde tiempos inmemoriales las diferentes civilizaciones han utilizado lo que la naturaleza le ofrecía para tratar o curar diferentes patologías o enfermedades. Con el avance de la medicina durante este último siglo nos encontramos en la farmacia con medicamentos prácticamente para todo, pero no hace tanto tiempo los remedios naturales eran la única herramienta con la que contábamos para tratar múltiples dolencias.

Analgésico

Podemos tratar desde pequeños dolores de cabeza, muelas e incluso dolores de espalda aplicando aceite esencial mediante masaje. Con esta presentación también sirve en el caso de molestias menstruales o aplicando cataplasmas, aunque la forma más cómoda para su administración es mediante infusiones o capsulas. El concentrado de jengibre se utiliza entre otras cosas para el tratamiento de las temibles migrañas, con resultados tan positivos como medicamentos de última generación, pero sin los efectos secundarios de estos.

Antiinflamatorio

Sirve para tratar afecciones inflamatorias como la artritis, osteoartritis, molestias musculares en general, golpes y torceduras. Con extracto de jengibre seco conseguimos resultados similares al ibuprofeno.

Antibacteriano y antifúngico

Pensemos que ahora tratamos las infecciones por bacterias con antibióticos de efecto rápido pero que a veces dañan nuestro aparato digestivo y nos dejan muchas veces con sensación de debilidad. Sin embargo, los componentes de jengibre previenen el crecimiento microbiano evitando que las bacterias hagan de las suyas en nuestro organismo.

Tratamiento contra las nauseas

Tanto sean causadas por el embarazo como por tratamientos médicos, esta patología mejora sustancialmente con el consumo de jengibre.

Problemas respiratorios

En personas con enfermedades como el asma crónica o alérgica y procesos infecciosos de las vías respiratorias, alivia la inflación de los conductos y consigue mejorar la sensación de ahogo o de no tener capacidad pulmonar.

Cardioprotector

Ayuda a eliminar el colesterol y la coagulación de la sangre evitando trombos y sus nefastas consecuencias. También se utiliza para reducir la ingesta de sal sustituyendo esta por el jengibre gradualmente hasta su total eliminación.

Anticancerígeno

Sus componentes interactúan en la formación celular, mejorando el tratamiento y la prevención de muchos tipos de cáncer como el de mama, ovario y endometrio.

Cicatrizante

Se recomienda para tratar las cicatrices de cesáreas, diferentes tipos de intervenciones, quemaduras e incluso en casos de ulceras gastrointestinales. Si por accidente te salpicas con aceite al cocinar y tienes raíz de jengibre a mano, corta un trozo y aplícalo directamente sobre la quemadura, aliviará el dolor y la inflamación y si lo aplicas a diario evitará la aparición de marcas o cicatrices.

Astringente y balsámico

Para aliviar pequeñas molestias en la garganta, ulceras en la boca e incluso halitosis, tomar té de jengibre o masticar pequeños tozos de raíz en crudo es muy recomendable. Los profesionales que se dedican a hablar en público valoran este remedio porque permite mimar su herramienta de trabajo.

¿Tiene contraindicaciones?

Aunque la medicina alternativa está ganando muchos adeptos y no tiene los efectos secundarios de la medicina tradicional, no es completamente inofensiva y también tiene sus contraindicaciones. Natural no significa inocuo, la toma de remedios naturales puede interactuar con otros medicamentos y es por ello es aconsejable confiar nuestros tratamientos a un fitoterapeuta sobre todo en casos de diabetes, hipertensión o problemas de coagulación. ¿Quién no conoce a alguien tomando sintrom u otro anticoagulante? Estas personas deben tener especial cuidado con alimentos tan comunes como la verdura de hoja ancha, el tomate y el jengibre, ya que pueden variar su índice de coagulación. Los diabéticos que toman medicación también son un grupo de riesgo puesto que los niveles de glucosa también se pueden ver sustancialmente afectados. Por el contrario, si tienes el azúcar en sangre algo elevado te ayudará a disminuir a niveles más saludables. Siempre en caso de duda, busca un profesional que te asesore.

Propiedades del jengibre

Aromático, tiene un sabor picante semejante al ajo, con la diferencia de que no repite.

En su composición se encuentran aceites esenciales, vitaminas, minerales y aminoácidos.

En cuanto a los aceites hallamos el alcanfor, linalol, crital y el gingerol, que le confiere ese sabor picante tan característico. Entre los ácidos podemos encontrar el tan apreciado linoleico, oleico, ascórbico y oxálico y aminoácidos como la lisina, arginina y niacina.

Adicionalmente contiene vitaminas destacadas como la A, B y C y minerales como zinc, cromo, boro, aluminio, manganeso, fósforo, aluminio, silicio y cobalto.

El aporte calórico es muy reducido, tan solo 80 calorías por cada 100 gramos.

En el presente, podemos adquirir cualquiera de sus presentaciones en herboristerías y centros especializados, fruterías (raíz) y sin problemas también en las tiendas online.

Para qué sirve

Casi sería más fácil decir para qué no sirve. Utilizado para cocinar principalmente por su capacidad de potenciar el sabor, pero también para elaborar salsas, hacer galletas, un sinfín de postres e infusiones, sobre todo el té de jengibre (ginger tea) que es especialmente recomendado para perder peso, mejorar la digestión, aliviar la hinchazón abdominal y por su poder saciante. Igualmente se utiliza para la elaboración de cosméticos naturales, principalmente para piel y cabello.

Como tomar jengibre

Por su peculiar sabor y características es utilizado tanto en la elaboración de platos dulces como salados, aromatiza aceites, arroces, adereza carnes y pescados e incluso verduras y ensaladas. Los grandes cocineros cuentan con él para infinidad de recetas por su ambivalencia y versatilidad.

El archiconocido curry indio y el ras-el-hanout del Norte de África lo incluyen desde siempre en sus mezclas para realizar gran variedad de platos de su gastronomía.

En Japón se utiliza marinado para acompañar al sushi y el sashimi y en Occidente se utiliza molido para aromatizar pasteles, galletas y bizcochos. ¡Cómo olvidarnos de la tierna galleta de jengibre de las películas de Schrek!

Múltiples presentaciones para múltiples usos, la raíz es la más natural y sencilla forma de encontrar el jengibre, pero también podemos encontrarlo en forma de infusiones o té, suplementos alimenticios en capsulas, sopas, caramelos, en polvo molido, mermeladas, frutas confitadas y compotas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *